Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Sábado 8 de noviembre de 2008

Lonkos y machis expusieron sus preocupaciones ante la autoridad

La actividad se inició con un Llellipún dirigido por la machi Margarita Carilao, en el cerro Ñielol.
austral081108

m. soledad sandoval

Generar una instancia participativa de diálogo, análisis e intercambio entre las autoridades tradicionales mapuches de los territorios convocados y los responsables institucionales en torno al fortalecimiento mapuche, en el marco de la formulación y ejecución del plan de desarrollo Integral para las unidades de planificación del Programa Orígenes, fue el objetivo del Txawün, que se realizó en Temuco.

Raúl Rupailaf, encargado nacional del componente de identidad y cultura del Programa Orígenes, explicó que en la actividad pudieron revisar lo que como programa están haciendo en pro del fortalecimiento de la cultura, de la identidad y del patrimonio cultural y natural de las comunidades mapuches, en este caso, de las regiones de La Araucanía, Bío Bío, Los Lagos y Los Ríos.

Señaló que lo más destacable es que a través de la actividad tuvieron la posibilidad de recoger las observaciones, sugerencias y propuestas de lonkos y machis, "para ir enriqueciendo la propuesta que básicamente están desarrollando las propias comunidades a través del plan de desarrollo integral, que aplica Orígenes", puntualizó.

PREOCUPACIONES

Rupailaf destacó que de acuerdo a lo expuesto por las comunidades, existe una gran preocupación por la paulatina pérdida de elementos culturales y patrimoniales del pueblo mapuche, como la lengua. "Una de las grandes preocupaciones es que sólo la población mayor habla el mapudungún", señaló y agregó que a su juicio esto no se debe al desinterés de la juventud, "sino que las circunstancias que les ha tocado enfrentar a las comunidades hacen que haya procesos desencadenantes de debilitamiento cultural".

Explicó que los jóvenes están alejados por muchos factores (falta de oportunidades, el tema de las tierras, etcétera) asociados incluso a la relación histórica entre el Estado y las comunidades, que hacen que finalmente emigren a las grandes urbes y pierdan la relación con su entorno.

No obstante, el personero se manifestó confiado en que el mapudungún "tiene para rato" porque en muchas familias sigue siendo una lengua primaria. "Si se mantienen esas condiciones y se generan otras nuevas, como la incorporación de las lenguas en el sistema de enseñanza en las escuelas, se contribuye y revitalizan estos aspectos. Y tenemos la esperanza, la certeza y el compromiso de los lonkos de que se está cada vez volviendo a la práctica de estos sistemas y especialmente de la lengua mapuche", concluyó.

Otras de las grandes preocupaciones -señaló- tiene que ver con el debilitamiento de las prácticas patrimoniales (guillatún y ceremonias rituales) y el deterioro del medio ambiente, aspectos que se vinculan necesariamente a la cosmovisión del pueblo mapuche.

Explicó que lonkos y machis están preocupados porque al secarse las quebradas desaparece la biodiversidad de donde ellos extraen las plantas que sustentan su medicina.

Raúl Rupailaf, enfatizó que el diagnóstico que se ha hecho no se queda sólo en eso, sino que además plantearon propuestas para salvaguardar lo que tiene relación con el patrimonio mapuche.

CULTURA MAPUCHE

Fernando Quilaleo, coordinador nacional del Programa Orígenes, dijo que ésta es una de las formas empleadas por el programa para fortalecer la cultura mapuche y proyectarla desde la experiencia y voz de los propios involucrados a las nuevas generaciones. "Con trabajos como éste nosotros vamos aportando al cumplimiento de los compromisos presidenciales de dar espacios dignos a los interlocutores mapuches para ir trabajando en el cumplimiento de lo dispuesto en el Convenio 169 de la OIT, el que entrará en vigencia en septiembre del año 2009", finalizó.