Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Miércoles 10 de diciembre de 2008

Comunero se entregó a la justicia luego de tres años en la clandestinidad

El hermano del werkén de la Comunidad Autónoma Temucuicui decidió voluntariamente dejar de ser un prófugo de la ley.
austral081017b

sergio valenzuela

Después de mantenerse por más de tres años prófugo de la justicia, el comunero Rodrigo Huenchullán decidió ayer entregarse en forma voluntaria ante efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) y ponerse a disposición de Tribunales.

Los detectives se encontraban desde temprano realizando diversas labores preventivas en las cercanías del ex Fundo Alaska, alrededor de la comunidad Temucuicui, Ercilla, cuando después de un abierto y cordial diálogo con personas del sector, el comunero Rodrigo Huenchullán se hizo presente en el lugar y decidió terminar con la clandestinidad y enfrentar a la justicia.

Inmediatamente los efectivos policiales lo trasladaron hasta el cuartel de la Brigada de Investigación Criminal de Angol y realizaron el procedimiento de rigor en estos casos, incluyendo una visita a un centro asistencial para constatar que su estado de salud se encontrara en perfectas condiciones.

El detenido, quien es hermano del werkén de la comunidad autónoma de Temucuicui, Jorge Huenchullán, era buscado intensamente por poseer dos órdenes de detención pendientes por su presunta participación en los delitos de amenazas y ataque incendiario en contra del agricultor de Ercilla René Urban.

ATAQUE

Los antecedentes policiales indican que el 12 de octubre de 2003 a las 20.45 horas, cinco sujetos premunidos con escopetas de grueso calibre y que cubrían sus rostros con gorros pasamontañas llegaron al fundo Montenegro, propiedad de René Urban, donde tras amedrentar a la familia del cuidador procedieron a incendiar tres galpones, una leñera y una bodega que se utilizaba para guardar la maquinaria agrícola.

Producto del siniestro intencional, el fuego redujo a escombros un galpón que en su interior tenía 200 fardos de pasto y estanques de agua. A esto se suma una especie de leñera que fue totalmente consumida por las llamas, una bodega que resultó con daños menores y dos galpones que no ardieron gracias a la humedad que había en su interior. A ello se agrega el delito de amenazas en contra del mismo agricultor René Urban y su familia.

Rodrigo Huenchullán se mantuvo con la medida cautelar de firma mensual por lapso de dos años, pero luego los tribunales decidieron revocar esos beneficios y decretar su prisión preventiva, hecho que motivó que el comunero mapuche decidiera mantenerse en la clandestinidad.

"Lamentamos mucho lo sucedido, ya que lamentablemente se nos sigue acusando, tal y como lo hace la fiscalía, de actos que nosotros no cometemos", dice parte de un comunicado que durante la jornada de ayer se hizo llegar a diversos medios de comunicación por parte de la Comunidad Autónoma Temucuicui.

PRISIÓN PREVENTIVA

Durante la tarde de ayer Rodrigo Huenchullán fue trasladado hasta Collipulli para ser puesto a disposición de la justicia.

En Tribunales se desarrolló la respectiva audiencia de control de la detención y su formalización por el delito de amenazas, pues ese era el delito por el que aún Huenchullán no enfrentaba a la ley.

Tras escuchar al representante del Ministerio Público y la defensa del imputado, el magistrado a cargo de la audiencia decidió decretar la prisión preventiva de Rodrigo Huenchullán y su derivación a la cárcel de Victoria.

Además se fijó audiencia para el 5 de enero de 2009, donde se revisarán los detalles de la preparación de juicio oral por el delito de amenazas en contra del agricultor de Ercilla y su familia.