Austral
Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Viernes 26 de junio de 2009

Comienza el juicio en contra de Huenchullán

Para hoy se espera la declaración de la víctima del ataque incendiario en el tribunal de Collipulli.


Hanz Lichtenegger

Lentamente comenzaron a llegar hasta el Tribunal de Garantía de Collipulli los actores de una disputa que ya tiene historia.

Por un lado figuraba el agricultor René Urban Pagnard junto a sus abogados y, por otro, aparecía en pleno la comunidad autónoma de Temucuicui.

Esta vez, la justicia convocaba a ambos por la investigación tras el ataque incendiario que sufrió el agricultor el 12 de octubre del año 2003 en el fundo Montenegro de la comuna de Ercilla.

En aquella oportunidad, el Ministerio Público sindicó a Rodrigo Huenchullán Cayul (hermano del werken de la comunidad autónoma Jorge Huenchullan) como el autor material de dicho atentado, oportunidad en que se quemaron dos galpones, una bodega, un establo y una leñera; pérdidas que -según el Ministerio Público- superaron los 8 millones de pesos.

firma bimensual

Antes que la causa prescribiera y luego que Huenchullán decidiera permanecer en rebeldía durante casi dos años, el Ministerio Público resolvió preparar un juicio de carácter simplificado.

"Me entregué para demostrar mi inocencia", argumentó el comunero antes de comenzar la audiencia, mientras que sólo unos metros más allá, René Urban conversaba con sus abogados Carlos Tenorio y Miguel González.

La audiencia del juicio comenzaba con la propuesta del Ministerio Público a que Huenchullán realizará una firma bimensual en la Fiscalía local y que además el comunero no debía acercarse al predio Montenegro (propiedad de Urban) durante un año, recurso judicial conocido como suspensión condicional de la pena.

No obstante, y después de conversar con el abogado de la Defensoría Penal Mapuche que lo representaba, Ricardo Cáceres; Huenchullán decidió no aceptar la suspensión condicional que le ofreció el fiscal del Ministerio Público, Miguel Ángel Velásquez.

las amenazas

Es preciso señalar, que por el transcurso de los años la pena del delito de incendio y amenazas a la cual se exponía Huenchullán, bajó casi a la mitad; es decir, en vez de 3 a 7 años por incendio, el Ministerio Público hoy solicita una pena de 541 días por el ilícito de incendio y 40 días más por las amenazas.

De esta manera, se inició el juicio oral con los alegatos de apertura y la presentación de los testigos por parte de la parte acusatoria.

Previo a ello, el imputado hizo valer su derecho de entregar declaraciones, argumentando que la noche en que se le acusa de haber participado del incendio en Ercilla; el comunero se encontraba viajando desde Santiago hacia la ciudad de Temuco.

Por su parte, el Ministerio Público mediante la modalidad de testigo protegido y bajo distorsionador de voz, el fiscal Velásquez presentó a uno de los testigos presenciales que fue víctima la noche en que trascurrieron los hechos.

"Nos apuntaron con una escopeta y pude reconocer que se trataba de los hermanos Huenchullán", sostuvo el testigo.

Para hoy se espera que continúe el juicio al interior del Tribunal de la ciudad de Collipulli, esta vez será la oportunidad en que el propio René Urban sea quien declare, para dar paso a las declaraciones de los testigos de la defensa.