www.azkintuwe.org Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Autopsia revela que joven mapuche recibió disparo policial por la espalda

Exámenes tanatológicos del Servicio Médico Legal de Angol finalmente ratificaron las declaraciones de los miembros de la Comunidad Requem Pillan, que advirtieron que Jaime Mendoza Collío recibió el disparo mortal por la espalda. Esta versión era compartida como la principal hipótesis de trabajo por parte de la Brigada de Homicidos de la PDI, encargados de periciar el cuerpo de Mendoza y realizar los primeros peritajes en el lugar de los hechos. Informe y testimonio clave echa por tierra tesis policial de la "legítima defensa".

PEDRO CAYUQUEO  - TEMUKO, WALLMAPU  -  14 / 08 / 09azkin

FOTO DE AGENCIAS

Exámenes tanatológicos del Servicio Médico Legal de Angol finalmente ratificaron las declaraciones iniciales de mapuches de la Comunidad Requem Pillan, que advirtieron que Jaime Mendoza Collío, el comunero fallecido el pasado miércoles por un impacto de bala, recibió el disparo por la espalda mientras huía de una persecución policial. Trascendió que esta versión era compartida como la principal hipótesis de trabajo por parte de los miembros de la Brigada de Homicidos de la Policía de Investigaciones (PDI), encargados de periciar el cuerpo de Mendoza y realizar los primeros peritajes en el lugar de los hechos.

Según se informó, este antecedente y el nulo hallazgo de armas en el sector echan por tierra la tesis de “legítima defensa” mencionada por el alto mando de Carabineros en defensa del suboficial del GOPE, Patricio Jara Muñoz. El funcionario que efectuó el disparo mortal mientras se realizaba el desalojo del fundo San Sebastián hoy se encuentra con arresto en una unidad policial del País Mapuche. Jara quedó a disposición del fiscal militar de Malleco, Rodrigo Vera Lama, quien tiene cinco días para determinar si lo somete o no a proceso por el crimen de Mendoza.

Se suma a ello el testimonio recogido por el diario El Austral de un testigo ocular de los hechos, quien aseguró haber visto desde su vivienda a los efectivos policiales disparando en contra de los mapuches, quienes, de acuerdo a su versión, no portaban armas ni venían encapuchados. El entrevistado además aseguró que los uniformados no dieron debida atención médica al joven mapuche tras ser herido, permaneciendo éste por más de una hora tendido al interior del predio donde finalmente falleció.

Sergio Cabrapán Millape es el nombre de este comunero y su testimonio habla por si solo. “Yo ví cuando venían los chiquillos del fundo de Sergio González y venían arrancando de los carabineros que venían disparando”, aseguró al diario El Austral. A diferencia de la versión oficial entregada por Carabineros, el testigo aseguró que vio a un grupo, de alrededor de ocho jóvenes mapuches, que “venían con palos y boleadoras”, mientras unos 15 carabineros disparaban detrás de ellos. “Mi señora me dijo que había uno botado hace rato y ninguno de los carabineros vino a verlo (…) Carabineros no lo fue a ver...de lejos lo miraban”, señaló.

Rosende matiza declaraciones

Tras conocerse los nuevos antecedentes, el propio Subsecretario del Interior, Patricio Rosende, ha matizado su respaldo inicial a la acción policial. “Estamos en un proceso de investigación, vamos a determinar con precisión en contexto en el que los hechos han ocurrido”, puntualizó la autoridad tras reunirse cerca de media hora con el fiscal nacional, Sabas Chahuán. Rosende advirtió que “si en los hechos se logra determinar que no se han respetado las normas internas e institucionales, se aplicarán las medidas administrativas y las sanciones penales que correspondan”. Asimismo, descartó la implementación de nuevas medidas en repuesta a las últimas movilizaciones en la región.

En tanto, la Presidenta Michelle Bachelet lamentó la muerte del comunero mapuche y calificó de indispensable el diálogo sobre las “legítimas demandas” por tierras de las comunidades, según señaló. “Nada justifica la violencia en La Araucanía. Y debe entenderse que el único camino de solución a las legítimas demandas históricas del pueblo mapuche es el diálogo”, dijo Bachelet. “Esperamos que la investigación avance y esclarezca plenamente los hechos, pero quiero reiterar que nada, absolutamente nada, justifica la violencia”, insistió, responsabilizando una vez más a los comuneros por la tragedia.

Poco después de las palabras de Bachelet, la portavoz de La Moneda, Carolina Tohá, anunció que el Gobierno enviará a la zona de conflicto una delegación especial, para “trabajar en terreno con las personas” y de esta manera “profundizar” la política indígena.  "La tarea será en primer lugar insistir en ver el avance de los compromisos que tenemos, si hay situaciones donde hay demoras o dificultades, se hará un esfuerzo adicional por destrabarlas”, dijo Tohá. Añadió que el propósito es “dialogar y conversar con las comunidades, para ver su mirada y ver cómo podemos hacer para llevar adelante plenamente esta política y escuchar las aprensiones”. Adelantó que dos de los integrantes de la delegación serán el Comisionado Presidencial para Asuntos Indígenas, Rodrigo Egaña, y la ministra de Planificación, Paula Quintana.

Madre pide justicia

Mientras de a poco la versión policial es desmentida por testigos y el propio SML, esta mañana en Angol familiares de Jaime Mendoza Collío, acompañados de un centenar de comuneros y dirigentes de organizaciones mapuches, retiraron el feretro con los restos mortales del comunero del SML de la capital de Malleco, recinto ubicado a un costado del cementerio general de la ciudad. La madre de éste, Rosa Collío, pidió justicia a las autoridades. “Ellos lo mataron”, dijo la mujer responsabilizando a carabineros y agregó a “las autoridades que hagan justicia por mi hijo que tiene un hijo chiquitito”. Con posterioridad se inició un extenso cortejo hacia la comunidad Requén Pillán, en Collipulli, donde será velado durante tres días como señala la tradición mapuche.

Al llamado de la madre de Mendoza se sumó el obispo de Temuko, monseñor Camilo Vial, quien afirmó ayer que “con más presencia policial, más fuerza y más dureza” no se solucionará el conflicto con los mapuches, sino que “le echamos más bencina el fuego”. “Son pocos lugares donde existen focos de violencia, pero cuando sectores políticos piden más presencia policial, más fuerza, más dureza, con eso no solucionamos el tema sino que le echamos más bencina al fuego”, declaró Vial. “Hay un muerto, hay heridos, hay rupturas de confianzas y hay daño moral, y eso impide una solución a esta problemática que se arrastra por siglos”, dijo.

A juicio del obispo, “lo primero que tenemos que hacer como pueblo chileno es tratar de conocer a las personas con que estamos tratando”. “No hemos sabido vivir dos pueblos en un mismo territorio haciendo vida juntos y hoy, ad portas de la celebración del bicentenario de la República, es importante que cada institución asuma su rol, favorezca el diálogo y trabaje por el encuentro entre estas dos culturas”, abogó. Vial se mostró dispuesto a contribuir en la búsqueda de una solución al problema. “Como pastor de esa Iglesia que peregrina en la Araucanía, yo conozco al pueblo mapuche, defiendo sus derechos, los quiero y respeto mucho, valoro mucho su cultura, y ellos pueden contar permanentemente con mi ayuda”, declaró.