LaNacionCl Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Martes 28 de julio de 2009 / Por Claudio Leiva Cortés / La Nación

Gobierno ordenó que subsecretario del Interior se traslade a zona del conflicto

lanacioncl090728
Entre el jueves y el domingo último, grupos de mapuches ocuparon predios en las comunas de Ercilla, Collipulli, Teodoro Schmidt y Cunco.

Rosende viaja a controlar las “tomas” mapuches

El ministro de la cartera Edmundo Pérez Yoma dijo que La Moneda no aceptará las ocupaciones de predios que comenzaron el jueves en cuatro comunas de la Región de la Araucanía. El Ejecutivo no dialogará con las comunidades que opten por la violencia.

Como "inaceptables" calificó el gobierno las ocupaciones de predios en la Región de la Araucanía.

Por lo mismo la Moneda decidió que el subsecretario del Interior, Patricio Rosende, jefe máximo de la seguridad pública del país, se traslade a la zona del conflicto para determinar las acciones a seguir. Rosende llegará hoy o mañana a Temuco.

"Le he pedido al subsecretario del Interior que se traslade a la zona para que, en conjunto con los jefes policiales más las autoridades locales, determinen exactamente el curso de acciones a seguir. Creo que esto (las tomas) no tiene ningún grado de factibilidad y el gobierno no lo va a aceptar", anunció ayer el ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma.

El jefe de gabinete afirmó que son sólo dos las comunidades mapuches, dentro de más de dos mil, que han optado por el camino violentista.

Entre el jueves y el domingo último, grupos de exaltados iniciaron ocupaciones de predios en las comunas de Ercilla, Collipulli, Cunco y Teodoro Schmidt.

El conflicto más conocido es el que mantienen el agricultor René Urban y la comunidad de Temucuicui, en Ercilla.

"NO HABRÁ TRATO CON VIOLENTISTAS"

Por su parte, el subsecretario Rosende dijo que "quiero ser extremadamente claro y espero que las comunidades en conflicto me escuchen y entiendan: no habrá trato alguno con comunidades cuyos dirigentes utilicen la violencia y las tomas para resolver sus demandas de tierra. La violencia no es el camino, muy por el contrario, quienes se dediquen a las tomas y a la violencia se alejan de la solución de sus demandas".

El subsecretario añadió que "la política indígena del gobierno de la Presidenta Bachelet es clara, pública y conocida por todos. Nos hemos comprometido a resolver en este período de gobierno la demanda de 115 comunidades indígenas por tierras; 38 ya lo han hecho, 45 lo harán este año, el resto lo hará el 2010".

Consultado acerca de posibles infiltrados en la zona mapuche, Rosende respondió que "hasta el momento no tenemos identificación ni de grupos subversivos, ni de infiltrados ni nada por el estilo. Lo que hay son un par de comunidades que han errado el camino, que siguen intentando por la vía de la toma y de la violencia, reivindicar derechos que ellos llaman ancestrales. Ese no es el camino".

En Temuco, los agricultores de la Araucanía pidieron que el gobierno aplique la Ley de Seguridad del Estado. Paralelamente, la ONG Observatorio Ciudadano presentó en la Corte de Apelaciones un recurso de protección contra el Estado y Carabineros, por lo que calificaron como un accionar violento contra los comuneros Orlando Cayul Colihuinca (19) y Luis Alberto Cayul Queipul (44), detenidos el domingo y formalizados ayer por usurpación violenta y daños. Estos dos últimos quedaron con medidas cautelares.

Las amenazas de los lonkos

El 7 de julio pasado, lonkos de unas 140 comunidades en conflicto de las regiones del Biobío y la Araucanía trataron de llegar hasta La Moneda, para reunirse con la Presidenta Michelle Bachelet, lo que fue impedido.

Una pequeña comitiva, encabezada por el werkén Mijael Queipul, de la comunidad de Temucuicui, la misma que ha protagonizado las ocupaciones de los últimos días, pudo llevar una carta con sus demandas a la sede de gobierno.

En la misiva, los lonkos expresaron su “derecho a recuperar nuestros territorios y la autodeterminación”. En el mismo documento reclamaron por “años de oídos sordos de las autoridades” y advirtieron que “no vamos a claudicar y seguiremos nuestra lucha y nos reservamos las medidas que vamos a tomar”.