ELMERCURIO.COM
Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Violenta disputa en Traiguén:

Mapuches culpan al Gobierno de enfrentamiento por un fundo

Martes 16 de septiembre de 2008

Dirigentes de la comunidad atacada responsabilizan a la Conadi por comprar terrenos para grupos de otras comunas.


IVÁN FREDES

TEMUCO.- "No podemos llegar a matarnos entre hermanos por culpa del Gobierno", sostuvo el vocero de la comunidad "Manuel Contreras", José Contreras, al responsabilizar a la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) de los violentos enfrentamientos entre indígenas por el fundo "El Panal". La disputa por el terreno ubicado en Traiguén terminó el domingo con cinco heridos.

Los mapuches de la reducción "Manuel Contreras" (nombre del cacique que habría recibido el título de esas tierras en 1886) consideran que tienen derechos ancestrales sobre el predio, que hace dos años fue comprado por la Conadi y traspasado a la comunidad "Antonio Paillacoy", que vivía a 90 kilómetros del lugar que hoy está en disputa.

El dirigente José Contreras explicó que habían propuesto a la Conadi que comprara un predio en Ercilla para retrasladar a la reducción "Antonio Paillacoy" y de esa manera terminar pacíficamente con el conflicto, que ya se prolonga por dos años. "Esa es una solución pacífica, inteligente y sin sangre", sostuvo al indicar que incluso hay acuerdo con la mayoría de la comunidad rival para irse del lugar a un predio que adquiera el Gobierno. "De lo contrario, responsabilizamos a la Conadi, a la intendenta y al Gobierno si todo esto termina con muertes entre hermanos mapuches", advirtió Contreras.

Y denunció que los miembros de la otra comunidad están armados con escopetas y que la situación se puede salir de control si no intervienen las autoridades de Gobierno. Se prepararán para no ser atacados por sorpresa por miembros de la comunidad Paillacoy, "como ocurrió el domingo, cuando jugábamos un partido de palín", dijo el vocero.

En Santiago, el subsecretario del Interior, Felipe Harboe, calificó los hechos como un incidente entre particulares que debe resolver la Justicia. Pero la intendenta de la IX Región, Nora Barrientos, puso énfasis en la complejidad de la situación que enfrenta a dos comunidades mapuches y dijo que la Conadi busca una solución para evitar un desenlace indeseado.