ELMERCURIO.COM Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

La desconocida "charla" universitaria del prófugo Héctor Llaitul en Temuco

El día en que el líder de la subversión mapuche bajó a reclutar jóvenes

Domingo 21 de junio de 2009

Salió de su comunidad y habló en la universidad para llamar a estudiantes a "la lucha". Días antes, el hombre más peligroso de la Coordinadora Arauco Malleco había atentado contra un fiscal.  

Andrea Sierra, Desde Temuco 

merc090621

Foto:Gentileza diario Austral de Temuco

Hoy está prófugo. Pero el 10 de noviembre del año pasado, Héctor Llaitul, líder militar de Coordinadora Arauco Malleco (CAM), la organización mapuche más violenta, pisó por primera vez un sala de clases. Y a rostro descubierto, el "negro" llamó "a la lucha" a medio centenar de universitarios que llegó a escucharlo. La invitación a la charla había circulado en panfletos en los pasillos de la Universidad de la Frontera de Temuco.

"Cualquier esfuerzo es válido: visitar a los presos, ir a las marchas, escribir algo. Y si en una de esas sale un weichafe (guerrero), mucho mejor", les decía Llaitul, señala un reservado documento de inteligencia al que accedió "El Mercurio".

Su jugada era peligrosa, pero corrió el riesgo. Unas semanas antes, Llaitul -encapuchado- había atentado contra el fiscal que investiga con dedicación exclusiva los delitos vinculados al conflicto en la VIII Región, Mario Elgueta.

"Como el líder luchador, apostó a hacer la inversión de ?bajar' a la ciudad para obtener rédito: reclutar jóvenes dispuestos a la lucha en las universidades, donde se está esparciendo el germen", dice el fiscal regional de la IX Región, Francisco Ljubetic.

Es la nueva arista que preocupa a las autoridades. Desde 2008 a la fecha, la Fiscalía de la IX Región formalizó a seis estudiantes de las universidades de La Frontera y Católica de Temuco y a uno de enseñanza media, como autores de atentados graves vinculados al movimiento.

"Hubo una metamorfosis. Antes eran ancianos y jóvenes de las comunidades mapuches que tiraban piedras con boleadoras. Ahora, son manifestaciones violentas con universitarios que antes no tenían nada que ver con el conflicto", dice el fiscal. Y agrega que hay una clara labor de reclutamiento, pues no cualquiera puede integrarse a los grupos operativos de la CAM. "Los nuevos deben ser validados por la estructura superior y para eso se requiere no sólo el compromiso intelectual, sino preparación y condiciones para ?atravesar la línea'", explica.

"El Mercurio" conversó con dos universitarios sin ascendencia mapuche procesados y acusados de conducta terrorista. Sin identificarse explicaron que su vinculación con el movimiento partió en la universidad, como invitados a charlas y a ver documentales. Luego, pasaron a la acción.

¿Por qué sumarse al conflicto? "Para buscar igualdad para un pueblo excluido y por un futuro mejor para nuestros hijos". Lo dice un estudiante de Ingeniería Forestal condenado el 25 de mayo a presidio de tres años y un día bajo libertad vigilada por la quema de un camión en Ercilla, el mismo día del funeral de Matías Catrileo, otro estudiante que se vinculó al movimiento y que falleció en enero de 2008 tras recibir un disparo durante una escaramuza con Carabineros en medio de la toma de un fundo.

  ?Antes la CAM se enfrentaba con palos y piedras...?

-"Antes la CAM se enfrentaba con palos y piedras en forma masiva, ahora la CAM lo hace de otra manera, pues los costos fueron muy altos. La confrontación actual es distinta, pues el Estado chileno ha militarizado la zona mapuche ".

-"Aunque históricamente la CAM prefería estar en los palin o en los nguillatún, es necesario ahora estar en este espacio".

-"La finalidad es la liberación nacional. Cualquier esfuerzo es válido: visitar a los presos, ir a las marchas, escribir algo, convocar y si en una de esas sale un weichafe (guerrero), mucho mejor. Serán muy bien recibidos en Choque, Yeupeko, Ercilla y Temucuicui, donde hay expresión de lucha ".

-"Para el movimiento es importante retomar las banderas de lucha histórica junto a los aportes de los intelectuales. Es la primera vez que participo en un foro, pero la motivación personal es responder al llamado de los hermanos jóvenes de los hogares mapuches, lugares en los que también estuvo Matías Catrileo (el joven que murió en un enfrentamiento con Carabineros)".

Jóvenes dentro del movimiento

Fénnix Aquiles Delgado (22) fue condenado por infracción a la Ley Antiterrorista tras arrojar una bomba incendiaria a Carabineros. Estudiaba Antropología en la Católica de Temuco cuando comenzó a vincularse a la CAM, tras ser invitado a algunas ceremonias mapuches.

Otros casos similares son los de Erik von Jentshyk Vergara, estudiante de la UFRO condenado por la quema de un camión en Ercilla. Juan Bautista Medina -acusado por la misma causa- recién el año pasado se tituló de ingeniero forestal en la U. de Concepción.

Andrés Gutiérrez Coña, formalizado este año por incendio y homicidio simple fustrado en el fundo Can Leandro, dejó su carrera de historia y se "sumó a la causa". Y a Johnatan Vega Gajardo, formalizado por atentado incendiario terrorista, hasta el jueves era posible encontrarlo en la Católica de Temuco organizando una "toma".

Muchos, explican los fiscales, optan por dejar la universidad e irse a las comunidades mapuches.