observatorioobservatorio Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Maritza Coronado: “Los disparos a los niños son daños que el gobierno no va a pagar con nada”

observatorio091104

El pasado sábado 3 de octubre A.A.C.H, niño mapuche de 12 años perteneciente a la comunidad de Temucuicui, fue trasladado hasta el hospital de Victoria luego de que cuatro disparos de perdigón efectuados por carabineros quedaran alojados en sus extremidades, cuando el niño regresaba de sus clases en la Escuela rural de Temucuicui.

Por José Vargas Álvarez, Observatorio Ciudadano, miércoles 04 de noviembre de 2009

Su caso desmiente lo que ha sostenido públicamente el subsecretario del interior, Patricio Rosende, sobre el supuesto uso de niños como escudos en enfrentamientos, puesto que el niño iba solo al momento de ser agredido por carabineros que allanaban la comunidad.

La madre niño, que permaneció cuatro días en el centro asistencial, cuenta que carabineros ya no solo se realizan controles permanentes de identidad o irrumpe de modo imprevisto en las comunidades, afectando la salud síquica de los niños que andan permanentemente asustados, no pueden dormir tranquilos, y se ponen a llorar cuando llega carabineros, porque tienen miedo.  “Ellos (carabineros) le disparan a los niños y después desmienten todo, esos son daños que el gobierno no va a pagar con nada”, declara Maritza Coronado, madre del menor herido.

¿Cómo y cuándo ocurrió este hecho?

- El sábado 03 de octubre, carabineros ingresó allanando acá en Temucuicui, porqué había conflicto.  Yo estaba trabajando en la escuela de Temucuicui y mi hijo vino a despedirse cuando terminó sus clases para ir a la casa.  En ese momento yo le dije que se fuera lo más lejos posible, para que no vaya a pasar por donde estaba carabineros, ya que ahí puede encontrar a cualquier persona.  Él se fue por el camino público, porque el único acceso que uno tiene es irse por el camino principal.

Cuando se iba, de repente apareció carabineros, eran como cuatro que llegaron y salieron, sin preguntarle que andaba haciendo ni nada.  Me contó que “Cuando los vi(o) trate de correr para avanzar, pero me empezaron a perseguir y me dispararon”, no le preguntaron nada, solo le dispararon yendo para su casa.  Carabineros siempre anda transitando por ahí, atajando a las personas y haciendo control de identidad.  Pero ese día no preguntaron, sino que solo le dispararon.

¿Cómo se enteró de lo sucedido?

- A mi me vinieron a buscar al lugar donde estaba trabajando y me dijeron que le habían disparado. En eso lo único que hice fue correr, pero cuando llegue a verlo no tenía nada que hacer porque ya le habían disparado cuatro perdigones en sus piernas.  Esto fue entre las 4 y media y las 5 de la tarde.

¿Su hijo recibió atención médica luego de los disparos?

- Llamamos al SAMU de Victoria y lo vinieron a buscar, de ahí nos trasladamos directamente a Victoria, donde se hospitalizó y lo atendió el doctor Arias.

Yo me quedé con él esa noche, cuidándolo, porque andaba carabineros haciendo entrevistas, preguntando a última hora si necesitaba algo o llamar a alguien.  Se andaban ofreciendo voluntariamente, como para excusarse y decir que ellos no fueron, decían que nos podían ayudar, “si quiere regresar a su casa la podemos llevar”, me decían, además de tratar de sacar información de cómo había sido todo.

niño en ambulancia_250

Niño en su traslado en ambulancia

¿Cuánto tiempo permaneció hospitalizado su hijo?

- Estuvo el día domingo, lunes y martes ya le dieron de alta.

¿Qué piensa sobre lo que está ocurriendo con los niños?

- Es un atropello demasiado grande, se está maltratando física y psicológicamente a los niños, ahora ya no pueden ver a carabineros porque empiezan a tiritar y a decir “¡mamá, los pacos, los pacos, vienen a tirar lacrimógenas”, ya no tienen ninguna razón para decir que los carabineros son buenos.

¿Esta forma de comportarse es común a otros niños de la comunidad?

- En mi hijo y en los otros niños es igual, les afecta porque andan asustados, no pueden dormir tranquilos, cuando llegan los carabineros o algún vehículo dicen “mamá, ahí vienen los carabineros, hay que esconderse”, eso es lo que hacen y se ponen a llorar, porque tienen miedo.  Dicen que los carabineros son malos porque le disparan a los niños.

¿Cómo afecta su entorno familiar?

- A mi me afecta ver a mis niños, mis hijos, verlos asustados.  Yo trato de buscarles otras conversaciones para que no piensen en los que les sucedió, como en el caso de mi niño de 12 años.  Pero una no sabe qué va a pasar más adelante.  Yo trato de sacarlos a jugar para que se olviden de lo que les ha pasado, pero ya no se vive de la misma forma, los niños ya no juegan tranquilos, no se divierten ni juegan libremente.

¿Los niños a veces pintan o dibujan en el colegio a carabineros allanando la comunidad?

- Sí, los mismos profesores han tratado de inculcarles que los carabineros no son así, pero ellos están reaccionando mal, no tienen una buena imagen de carabineros, piensan que cada vez que llega carabineros a Temucuicui viene a disparar, ya ni siquiera pueden jugar tranquilos porque andan pensando en los disparos.  Cuando están en clases y oyen un disparo se desconcentra toda la clase, entonces ya no es normal que los niños se preocupen de las clases y sus estudios.  Están más pendientes de carabineros.

Patricio Rosende ha negado la existencia disparos de perdigones contra niños durante los allanamientos y ha señalado además que son utilizados como escudos por parte de los mayores de la comunidad cuando hay enfrentamientos, ¿que opinión le merecen esas afirmaciones?

- Yo creo que a ese caballero habría que traerlo aquí en terreno, para que esté presente y vea realmente lo que hace carabineros cuando hace allanamientos.  Ahí diría él si carabineros dispara o no, tendría él que venir a la comunidad de nosotros.

Ellos (carabineros) le disparan a los niños y después dicen que no lo hacen, desmienten todo, pero eso no es así porque los niños tienen esas imágenes en su mente y yo creo que nunca se les van a olvidar.  Esto les afecta psicológicamente -además de provocarles un daño físico- son daños que el gobierno no va a pagar con nada.

Ver Informe Clínico del niño