Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Iglesia y organismos humanitarios critican falta de garantías en juicios contra mapuches.

(25 feb09 Radio U de Chile-AYI)

La Fundación Instituto Indígena del Obispado de Temuco manifestó su preocupación por la serie de allanamientos que han afectado a comunidades mapuches, los cuales se han incrementado durante los últimos días en varias regiones.

A través de un comunicado, el organismo expresa que les interesa sobremanera que estas investigaciones se desarrollen respetando los derechos y las garantías de las personas, pero en el marco de una investigación que "no estigmatice al pueblo mapuche en su conjunto".

Ante esta petición, el gobernador provincial de Cautín, Christian Dulansky, aseguró que toda acción policial debe estar respaldada por una orden judicial, por lo que necesariamente debe existir una autorización de un tribunal de garantía.

Hasta el momento, existen un centenar de detenidos mapuches, quienes en su mayoría han caído en manos de la justicia durante enfrentamientos con fuerzas especiales de Carabineros.

Las condenas en estos casos llegan a cinco años y un día, por estar acusados del delito de asesinato frustrado contra efectivos policiales.

A esto se le suma la petición de asilo a Suiza que hizo la niña mapuche, Relmutray Cadin, de 11 años, quien junto a su tía materna, Flor Calfunao, estamparon un requerimiento por persecución en el país europeo.

Esta solicitud recibió el apoyo de Amnistía internacional, quienes cuestionan el actuar del gobierno por “criminalizar las manifestaciones de los mapuches”, así lo afirma la vocera de esta organización, Virginia Houdmont .

Por su parte, el gobierno rechazó dicha petición argumentando que en Chile existe un Estado de Derecho, calificando esta petición de improcedente.

Los padres y hermanos de la niña Remultray se encuentran detenidos en diversas cárceles del país, acusados de activismo, desorden público e intento de asesinato.

Estas condenas según el Observatorio de Pueblos indígenas no corresponden, ya que están privados de libertad “por razones políticas”.