Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Uribe viaja a Bariloche (donde los mapuches aprenden de la ETA y las FARC)

urgente090819

Indigenistas mapuches están bien activos en la zona patagónica del Cono Sur. Los enfrentamientos con carabineros y la toma de tierras tanto del lado chileno comno del lado argentino de la Cordillera de los Andes son una razón de alarma para las autoridades. Se investigan los lazos que los mapuches podrían tener con etarras y con guerrilleros de las FARC. Esta semana se reunirá una nueva cumbre de la UNASUR en Bariloche y contará con la presencia de Álvaro Uribe, presidente colombiano.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - Los antecedentes no ayudan. En dos oportunidades en menos de un año Urgente 24 publicó noticias referentes a los lazos que los activistas mapuches del sur de Chile mantienen con organizaciones terroristas.

En octubre pasado, cinco carabineros y un fiscal resultaron heridos en un ataque perpetrado por activistas mapuches de la zona que reclaman autonomía territorial en la VIII Región chilena. Por otra parte, la comunidad Mapuche en la Argentina tomó tierras del Parque Nacional Nahuel Huapi para protestar por la instalación de empresas petroleras en la región.

A principios de mes de este año, se publicó otra nota que daba cuenta de que activista mapuche detenido en abril tenía en su poder ciertos elementos que lo relacionan con lo que sería parte de un entenamiento de las FARC: un botiquín, textos de la guerrilla y un certificado de vacunación contra la Malaria, requisito recomendado para entrar en la selva colombiana.

La tensión siguió en aumento en la zona de La Araucanía, que limita con las provincias argentinas de Neuquén, Río Negro y Chubut, con los enfrentamientos armados entre carabineros y mapuches. Jaime Mendoza Collio, un conocido dirigente mapuche, murió el jueves pasado durante un tiroteo, siendo el tercer indigenista muerto en los últimos años por una situación como esta.

Inmediatamente recrudeció el conflicto: hubo policías y periodistas heridos. El Comité contra la Discriminación Racial de la ONU comenzó a revisar el caso de Chile, ante una escalada en la violencia.

En Chile existen nueve etnias; aymaras, atacameños, collas, diaguitas y quechuas, repartidos en el norte del país; rapa nui, en la isla de Pascua; kawashkar, yaganes y mapuches, en el Sur. Precisamente, este último grupo, el más numeroso, con cerca de un millón de personas, ha sido el foco de atención en este país durante los últimos tiempos con el recrudecimiento de la violencia en la zona.

Luego de la detención del máximo líder de la organización extremista Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), Héctor Llaitul, también la semana pasada, y del número dos, Luis Trancal, hace cuatro días, Carabineros realizó allanamientos en los cuales descubrió proyectiles de alto calibre y gran cantidad de explosivos.

Etarras

La Policía y los servicios de inteligencia chilenos sostienen que la ONG de la izquierda abertzale Askapena está adiestrando a los nativos indígenas -los mapuches- en el uso de armas de fuego y en tácticas guerrilleras. Además, la Fiscalía de Chile investiga si los insurgentes se relacionan con las FARC.

El llamado conflicto mapuche estalló a principios de la década de los 90, cuando los jóvenes de la comunidad indígena plantearon al Gobierno una serie de reivindicaciones asociadas a la posesión de la tierra y a su identidad cultural.

El conflicto, intermitente, se recrudeció el jueves pasado con la muerte del dirigente mapuche Jaime Mendoza Collío durante un tiroteo con la policía. Recibió un balazo cuando dirigía la ocupación ilegal de una finca cerca del río Bio-Bio, al sur de Chile. Tan pronto como se difundió la noticia, los indígenas atacaron con armas de fuego y piedras numerosas comisarías y oficinas gubernamentales.

La policía recogió casquillos de bala del escenario de los disturbios y los exhibió como prueba de que hace tiempo que el conflicto desbordó el cauce de la "resistencia pacífica", que es como los dirigentes mapuches definen su estrategia.

El vocero del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, negó tajantemente cualquier vínculo con la organización vasca proetarra "Askapena", la cual habría aiestrado en el uso de armamento a los mapuches del Bío Bío y la Araucanía. "La lucha mapuche es tan legítima, que no necesita ningún tipo de intervención", aseguró.

Asimismo, Huilcamán aseveró en conversación con Agencia ORBE que "la experiencia vasca no es muy útil para los mapuches. Pensar en traer su experiencia acá me parece fuera de lugar".

FARC

Tras la denuncia de un grupo de dirigentes políticos de derecha, acerca de contactos entre grupos violentistas mapuches y las Farc, se suscitó en el país una intensa polémica, que se renovó tras la visita relámpago efectuada al país por el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, el pasado miércoles 5 de agosto.

"Hasta ahora no tenemos ninguna evidencia que compruebe vínculos militares entre la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) y las FARC", declaró el ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma. Agregó que "no hay ningún dato concreto en las investigaciones que se han desarrollado, que pruebe este hecho".

Según el jefe del gabinete ministerial, "es posible que haya gente que haya viajado a Colombia y que tengan contactos con las FARC u otros grupos, pero nada comprueba que haya un vínculo militar... Obviamente que viajar a Colombia no es un delito", subrayó.